martes, 13 de marzo de 2012

Doña Ágata


Marcos, nuevo en el barrio y sin amigos, sale dispuesto a conocer gente cargado con su recién estrenada pelota de fútbol. En una de las calles del pueblo descubre a un grupo de chavales tirando piedras a un gato que permanecía encaramado en lo alto de un árbol. Se presenta al grupo y ofrece su pelota para jugar un partido. Viéndose en segundo plano, el gato se desliza tronco abajo y huye a toda velocidad cojeando de una de sus patas traseras. Uno de los chicos le arrebata el balón y seguido de sus compañeros encabeza la persecución del gato calle abajo. Marcos corre tras ellos. El animal accede a un patio atravesando los viejos barrotes y se lanza hacia la entrada de la casa. Marcos ve como su balón vuela sobre la verja, reventando la ventana por la que un instante antes había desaparecido el felino. Se oyen gritos dentro de la casa, y un instante después, por la puerta principal aparece una menuda viejecita ajustándose una bata y blandiendo una garrota en alto.
-¡Malditos gamberros! -gritó, dirigiéndose cojeando hacía la valla.
Los niños salieron despavoridos en todas direcciones, salvo Marcos. Quería recuperar su pelota.
-Perdone señora, ¿me devuelve mi balón? Yo no he tenido nada que ver.
-Ya lo sé. Pasa -contestó la mujer de afiladas pupilas.


(He querido acompañar el micro con este dibujo de Juanlu. Aún naciendo cada uno por su lado, estoy seguro de que encajan a la perfección).


6 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Sabía qué iba a leer, por eso ha sido una grata sorpresa ver la ilustración que efectivamente encaja a la perfección.
Un beso, Luisa

Rosa dijo...

Imagen y texto parecen nacidos el uno para el otro...
Enhorabuena por el libro Alberto.

Besos desde el aire

JUAN-LUIS dijo...

Yo vengo a dar la enhorabuena por libro junto a Luisa y David, ya lo he bajado, iré leyendo de "apoquitoapoco".

Un abrazo!...y gracias por pensar en mi señora Ágata

Mar Horno dijo...

Magnífico. No me ha gustado nada esa mirada afilada de la señora Agata. Estupenda ilustración. Un abrazo.

Laura dijo...

Hola Alberto, vengo a decirte ¡enhorabuena! por esa publicación a Bocados que ya lo tengo dispuesto para iniciar su lectura hasta llegar a los postres.

Luego, leo este micro, y de momento FELICIDADES.

Elysa dijo...

No me ha gustado nada esa mirada afilada, pero el micro sí y tienes razón este dibujo le va de maravilla.
Enhorabuena por la publicación, también.

Besitos